SNOW BROS

cabeceraCompañía: Toaplan               Año: 1.990              Placa: JAMMA               Nº de Jugadores: 1 – 2


50 pisos, dos hermanos llamados Nick y Tom, dos damas a las que rescatar en la cima… y bolas de nieve, muchas bolas de nieve. De qué juego estamos hablando? Indudablemente, no puede ser otro que del mítico Snow Bros.

En 1.984, una pequeña empresa japonesa dedicada al desarrollo de videojuegos abrió sus puertas. Su nombre era Toaplan y a pesar de desarrollar no eran distribuidores de sus propios juegos, como ya ocurría en el caso de Mitchell Corporation tal y como vimos en la entrada dedicada a “Super PANG!”, hasta pasados unos años. Era una práctica habitual en desarrolladoras con pocos medios que intentaban abrirse paso en el mundo del ocio electrónico. Sin embargo a Toaplan no le fueron las cosas muy bien que digamos. Estuvieron dando bandazos entre una distribuidora y otra (pasaron por Romstar, SNK, Taito, Data East…) sin llegar a crear ningún juego que fuese mínimamente recordado a excepción de dos: el aceptable arcade de aviones Zero Wing (“All your base are belong to us”) y el juego que nos ocupa, Snow Bros. En 1.994 la empresa se declaró en bancarrota y cerró. ¿Y sabéis cual fue su último juego que desarrollaron y que obligó a la compañía a cerrar debido al poco éxito que tuvo? Snow Bros 2: With New Elves. Lo que son las cosas…

¡Comenzamos!

¡Comenzamos!

Snow Bros nos pone en el papel de dos muñecos de nieve, llamados Nick y Tom, que tienen que ir subiendo una serie de pisos hasta llegar al último donde intentaremos rescatar a dos chicas que deben ser hermanas también porque son idénticas. Cada piso es un nivel de juego y consta de una pantalla sin scroll, con varias plataformas y enemigos. Para vencer a los enemigos debemos darles repetidamente con disparos de nieve que lanzan los protagonistas y una vez convertidos los enemigos en bolas de nieve, los empujaremos para hacerlos rodar rápidamente hasta una de las esquinas inferiores del escenario donde reventaran y desaparecerán. Eso si, todos los enemigos que la bola pille por el camino al ser lanzadas serán eliminados. Incluso tu compañero o tú mismo podéis veros arrastrados pero sin más penalización que acabar de nuevo en la parte inferior del escenario. Una vez eliminados todos los enemigos, ascendíamos directamente al siguiente piso. Repetiremos el procedimiento hasta llegar al piso número 50, donde nos encontraremos al jefe final del juego.

¡Rodando voy! Rodando vengo, vengo...

¡Rodando voy! Rodando vengo, vengo…

Durante nuestro ascenso nos encontraremos algunos items en forma de pociones que potenciaran a nuestro personaje. La poción azul aumenta la efectividad de nuestro disparo, la poción amarilla el alcance del mismo y la poción roja hará que nuestro personaje se mueva a una mayor velocidad por todo el escenario. También existe una poción verde que hará que nuestros personajes aumenten el tamaño (sobre todo la cabeza) y podrán volar durante unos segundos eliminando a los enemigos con solo tocarlos. Al matarlos dejarán letras y nuestro objetivo es intentar formar la palabra “SNOW” recogiendo las letras correspondientes para obtener una vida extra. Si no conseguimos la palabra completa, las letras que ya hayamos recogido quedarán almacenadas para empezar ya con ellas la próxima vez que no salga la poción. Además, si con una sola bola de nieve barremos a todos los enemigos del nivel, aparecerán billetes enormes en el nivel que si los cogemos nos proporcionarán una gran cantidad de puntos.

O terminamos pronto el nivel los fantamas nos quitan una vida.

O terminamos pronto el nivel los fantamas nos quitan una vida.

¡Pero no todo iba a ser tan fácil! Con un solo roce por parte de los enemigos perdemos una vida, perdiendo todos los efectos potenciadores de las pociones,  y cada diez pisos nos encontraremos con un jefe final de sección que nos pondrá las cosas muy difíciles y al que debemos de acribillar a bolazos de nieve, ya que todos los jefes lanzan enemigos u objetos que podemos convertir en bola y devolverle el preciado regalo que antes nos había enviado ¿Algo más que añadir? Por supuesto. Cada nivel, a excepción de los jefes, hay que finalizarlo en un intervalo de tiempo relativamente corto. Si tardamos más de la cuenta, un fantasma con cabeza de calabaza hará aparición y generará otros fantasmas por el escenario. Estos fantasmas son totalmente indestructibles y también nos quitaran una vida si nos tocan. La única forma de librarse de ellos una vez han aparecido es eliminar a los enemigos restantes en el nivel y así pasar al siguiente, reiniciando el contador de tiempo por nivel. Contador que no aparece en ningún sitio de la pantalla realmente, por lo que no conviene dormirse en los laureles porque no tardan mucho en aparecer para hacernos la vida imposible.

Snowbrosscreenshot

Ya veréis que gracia cuando eche a rodar la pelotita…

La jugabilidad es clásica hasta decir basta. Nos encontramos con un botón para disparar y otro para saltar, además de poder movernos hacia la izquierda y hacia la derecha con el stick de control. Podemos subir a las plataformas directamente por debajo (atravesándolas desde la plataforma inferior) pero no podremos bajar de ellas del mismo modo, tendremos que tirarnos desde un extremo. Los enemigos sin embargo si pueden bajar de una altura atravesando el suelo en el que están.

Snow Bros ha sido llevado a múltiples sistemas y en la mayoría de ellos se han añadido niveles extras e incluso un modo historia. La versión que se realizó para Game Boy incluía 10 niveles más y un nuevo enemigo final en el piso 60. La versión para MegaDrive incluye 20 niveles más, en los que Nick & Tom han sido secuestrados en el nivel 50 y las doncellas que han rescatado asumen el papel de heroínas para rescatarlos a ellos. Los niveles del 51 al 60, así como el enemigo final del 60, son totalmente nuevos y no tienen nada que ver con la versión de Game Boy. Dos nuevos enemigos se diseñaron para los pisos 60 y 70 en esta versión. Cabe destacar que la tirada que existió para MegaDrive fue muy escasa y es uno de los juegos más difíciles de encontrar para esa plataforma, además de que la especulación en el mercado de segunda mano abunda. Es casi imposible encontrar una copia por menos de 200 euros. Ahí es nada!

Snow Bros tiene una secuela, como ya hemos comentado antes. Toaplan intentó a la desesperada repetir el éxito pero le quedó un juego bastante feote técnicamente y aberrante a nivel de diseño. Ante la sencillez del original, optaron por unos diseños que no entraban por los ojos, la novedad de elegir personajes con diferentes habilidades no funcionaba bien (exactamente igual que en PANG!3) y ya ese tipo de juegos no era lo que se llevaba en los arcades. Estamos hablando de 1.994 y ya habían salido bestias pardas como Daytona USA, Killer Instict o Virtua Fighter. ¿Quien se iba a fijar en un juego que parecía un clon chino de su antecesor (anda, como PANG!3 también)? La compañía no tuvo más remedio que cerrar.

Nick & Tom harán todo lo posible por rescatar a las doncellas en apuros.

Afrontando el último reto de su primera y mejor aventura.

Nick & Tom están totalmente desaparecidos del panorama actual videojueguil, pero lo que es indiscutible es que su opera prima ha pasado al a historia de los videojuegos y que no son pocas veces las que apetece volver a echar una partida y hacer rodar de nuevo bolas de nieve por sus escenarios. Y si es en compañía, mejor que mejor, porque los piques por los puntos y por los objetos están más que asegurados 😉

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s