MORTAL KOMBAT

CabeceraCompañía: Midway          Año:1.992          Placa:Y-UNIT y T-UNIT          Nº de Jugadores: 1 – 2


Año 1.992. El género de lucha estaba en su máximo apogeo y ya teníamos más de una saga que pasaría a convertirse en historia de los videojuegos. Fatal Fury estaba en pleno ascenso de popularidad y a lo largo de ese año conoceríamos dos nuevas saga llamadas Art of Fighing y World Heroes. Pero el referente era claro. Todo juego nuevo que salía era “como el Street Fighter II“, lider indiscutible en todos los recreativos de la época y al que dedicaremos un especial más adelante por todo lo que supuso. Si bien las sagas mencionadas consiguieron tener su propia personalidad con el paso de las diferentes entregas, una cosa es innegable: todas nacieron bajo la sombra del rey. En todos había al menos un personaje muy parecido a alguno de Street Fighter II (casi siempre Ryu), todos incluyeron proyectiles de lanzamiento que se realizaban prácticamente igual que en el juego de CAPCOM (cosa que a día de hoy sigue pasando) y la mecánica de juego era similar en todos los casos: combates uno contra uno en el que el ganador se decidía al mejor de tres rounds. Pero algo cambió en el mes de Agosto…

Gráficos digitalizado, gore, jugabilidad atípica... cómo has dicho que se llama el juego?!

Gráficos digitalizados, gore, controles atípicos…¿cómo has dicho se llama el juego?!

Un nuevo título de lucha empezó a aparecer en los diferentes salones recreativos. En mi caso no tuve conocimiento de él hasta que un día lo encontré en un bar cerca de mi casa (en El Yate, por si alguien de El Puerto lee esto). Lo primero que llamaba la atención del juego eran sus gráficos. Nada de dibujos, el juego parecía una película por el realismo que desprendía. A diferencia de los grandes del género, ese juego no usaba sprites sino a actores previamente grabados realizando los movimientos y luego siendo estos digitalizados usando la técnica de stop-motion.  Recuerdo que mi primera sensación no fue positiva ante este hecho. Había probado Pit Fighter (ATARI – 1.990), que me pareció un aborto técnico y jugable. Pero no, ese juego desconocido para mi tenía otra pinta que en ese momento no supe describir porque no había visto nada igual. Bastaron unos segundos para ver la segunda cualidad que diferenciaba a este juego del resto: la violencia. Cruda, exagerada, incluso desagradable. Desde borbotones de sangre en cada golpe hasta movimientos para arrancar el corazón aun latiendo a nuestros rivales. El boca a boca hizo que Street Fighter II viera amenazado su trono. Había llegado MORTAL KOMBAT.

Logo de la empresa Midway

Logo de la empresa Midway

Midway era una compañía estadounidense presente en los videojuegos desde 1.973. En 1.978 distribuyeron en América el Space Invaders de Namco, así como Pacman y algunos de sus más emblemáticos videojuegos. La placa que usaron para crear Mortal Kombat fue la Y-UNIT, pero en las diferentes revisiones que fue recibiendo el juego a lo largo de un año, llegaron a migrarlo en la 4.0 a su sucesora, la T-UNIT. Los cambios de las revisiones eran ajustes en la jugabilidad, corregir bugs, equilibrar luchadores e incluso introducir a “Reptile” un luchador oculto en el juego al que puedes enfrentarte. Midway fue comprada, junto a todas sus licencias, por Warner Bros en 2.008. Los directores de las primeras entregas de Mortal Kombat fueron Ed Boon y John Tobías, estando el primero de ellos aun ligado a esta saga en el estudio fundado en Warner Bros para su desarrollo, NetherRealms Studios.

La historia de Mortal Kombat nos lleva a una isla desconocida en los mares de China. Ahí se va a celebrar una nueva edición del torneo Mortal Kombat. El dios Raiden convoca a  expertos en artes marciales para que luchen a su lado en el torneo. El objetivo es que alguno de ellos lo gane, ya que el torneo es una barrera para que las criaturas del Mundo Exterior (Outworld) no puedan entrar y conquistar la Tierra. Un sello mágico los retiene hasta que un campeón que represente al Mundo Exterior gane el torneo diez veces consecutivas. Tsang Tsung, actual campeón de Mortal Kombat y que también ha llamado a sus luchadores, lo ha ganado ya nueve. En esta edición del torneo se decidirá el destino del mundo. Pero cada luchador anhela sus propios propósitos, indiferente a lo que le pueda ocurrir a la humanidad. Y justo ahí es donde empieza nuestra partida, eligiendo al luchador que controlaremos en la edición del torneo Mortal Kombat definitiva.

Siete luchadores para decidir el destino de la Tierra.

Los elegidos  para decidir el destino de la Tierra.

3684817ce84544a1e597020a7dff6eb3

Goro poniendo en apuros a Liu Kang.

Siete luchadores habían sido llamados para esta edición del torneo: En el lado de la tierra tenemos al actor de cine Johnny Cage (papel ofrecido a Van Damme en primera instancia), el monje Liu Kang, la oficial estadounidense Sonya Blade y el dios Raiden. Luchando por el mundo exterior tenemos al ninja del clan Lin Kuei Subzero, al ninja de unos clanes rivales llamado Scorpion, asesinado por Subzero y devuelto del infierno buscando venganza  y al mercenario Kano, al que Tsang Tsung ha convencido prometiéndole riquezas. Además Tsang Tsung cuenta con Goro, su fiel sirviente mitad humano, mitad dragon para que se enfrente al candidato a campeón antes de que él mismo tenga que batirse en duelo con él. Para digitalizar los movimientos de Goro se usó un muñeco de arcilla al que iban poniendo en distintas posiciones y fotografiándolo en todas ellas. A partir de la revisión 4.0 como hemos comentado antes, existe un luchador oculto llamado “Reptile“. caracterizado como un ninja verde que combina los movimientos de Scorpio y Subzero. En posteriores entregas de la saga, Reptile pasó a ser un luchador independiente con historia, movimientos propios… y cara, piel y lengua de reptil.

Controles de la cábina original de Moral Kombat.

Controles de la cábina original de Mortal Kombat.

Jugablemente nos encontramos un juego que también rompió esquemas. En él usaremos el stick de control más 5 botones de acción. La novedad no era el número de botones (Street Fighter II usaba 6 botones y el resto del género usaban tres o cuatro) sino la funcionalidad de cada uno. Hasta el momento, los juegos de lucha diferenciaban entre puñetazos  y patadas de diferente intensidad (flojo, fuerte) usando un botón para cada uno de ellos. En Mortal Kombat nos encontramos sin embargo con puñetazos y patadas bajas y altas. O golpeamos al pecho o a la cara, además de contar con los barridos que tumban al rival, patadas voladores y demás golpes clásicos en función de la posición de nuestro luchador. Esto permitía realizar unas secuencias de golpes más imprevisibles y novedosas de lo que estábamos acostumbrado. Con este sistema ya teníamos usado cuatro botones, dos para los puños y dos para las patadas. ¿Qué hacía el quinto botón? El quinto botón se usó para la guardia del personaje. Esto supone un quebradero de cabeza las primeras partidas que se juegan a Mortal Kombat. En esa época todos los juegos de lucha tenían como standard que un jugador podía cubrise de un golpe presionando el stick en la dirección contraria donde estaba el oponente que lanzaba el ataque (“dándole pa’tras” como se dice comunmente). Si el oponente no estaba atacando, caminabas alejándote de él. En Mortal Kombat sin embargo andabas hacia atrás estuviera el oponente atacando o no. Si no pulsabas el botón para cubrirte, te comías el ataque. Esto suponía un cambio en la jugabilidad radical y una apertura de posibilidades en los movimientos de los personajes. Una vez controlado había que admitir que se ajustaba a la jugabilidad del título como un guante y la prueba está en que a día de hoy la saga sigue conservando esta característica. Además de los controles básicos, Mortal Kombat (y todos los demás) cogió de Street Fighter II la idea de lanzar proyectiles realizando combinaciones específicas para cada uno de ellos, dando lugar a luchadores con un set de movimientos básicos casi idénticos pero fuertemente diferenciados por sus movimientos especiales, haciendo que cada uno tuviera una jugabilidad y una forma de afrontar los combates diferente.

Kano, lo vas a pasar mal...

Kano, lo vas a pasar mal…

Hablar de Mortal Kombat es hablar de Fatalities. Cuando habíamos vencido a nuestro rival en el round que nos otorgaba la victoria, aparecía bien en grande en pantalla el mensaje, mientras se escuchaba una voz en off que nos leía el texto, de FINISH HIM (o FINISH HER según el caso). A partír de ahí teníamos unos segundos para realizar una combinación de botones que dieran pie al Fatality en cuestión. Cada personaje tenía uno y el resultado de cualquiera de ellos era terminar con la vida de nuestro rival. Calcinarlo con fuego, arrancarle la cabeza de un puñetazo, sacar la columna vertebral… todo esto entre alaridos y gritos. Ains, que recuerdos cuando pasaba un adulto que estaba en el bar por al lado de la recreativa justo en el momento de los Fatalities, se quedaba pillado mirando la pantalla y nos miraba como si fuéramos psicópatas. Además, en el escenario “The Pit” luchamos sobre un puente y podemos tirar al adversario al foso con pinchos gigantes que tenemos debajo  propiciándole un gancho como golpe final. Una bonita forma de terminar el combate y que además introducía la novedad jugable de interactuar con el escenario, algo que sería muy usado en posteriores entregas de las saga.

Mortal Kombat ha trascendido en el tiempo y a día de hoy es un icono cultural. Nadie ajeno al mundillo te va a saber decir el nombre de algún luchador pero todo el mundo conoce la marca y el símbolo del dragón usado como logo desde su primer juego. Quizás por haber jugado alguna vez, quizás por la más que aceptable película de los 90s con Christopher Lambert (5,8 en IMDB), por las distintas series  con actores reales que se han realizado, por webseries oficiales e independientes, por comics, etc, etc. Además en sus juegos ha habido cameos de otras celebridades del terror o el gore, como el caso de Freddy Kruger (Mortal Kombat 9) o Jason Vorrhess (Mortal Kombat X).

Mira que bonito, mami!

Mira que bonito, mami!

En tema de secuelas, la saga continuo expandiendo su universo y avanzando en esta premisa inicial con los juegos (agarraos) Mortal Kombat II, Ultimate/Mortal Kombat 3, Mortal Kombat 4/Gold, Mortal Kombat: Deadly Alliance, Mortal Kombat: Deception, Mortal Kombat: Armaggedon… y llegados a este punto la historia era tal carajal de personajes muertos, otros se habían transformado en zombies, reencarnaciones de antepasados, ya no sabías ni que por qué estabas peleando, algunos juegos fueron de notable en lugar de sobresaliente… así que se marcaron un “Star Trek” o un “XMEN: Días de Futuros Pasados”. En Mortal Kombat 9, llamado en una declaración de intenciones en toda regla Mortal Kombat a secas, nos encontramos con que el Outworld ha vencido a todos nuestros héroes y va a conquistar la Tierra. Pero justo cuando Shao Khan (el villano de la saga desde MKII y señor al que sirve Tsang Tsung) va a matar a Raiden, el último de los guerreros de la tierra que sigue vivo, este envía sus recuerdos con todo lo que ha ocurrido a su yo del pasado justo antes del torneo narrado en el primer Mortal Kombat, de forma que el Raiden pasado pueda anticiparse a los errores que han cometido. Y así nos cargamos argumentálmente ocho juegos y todo su universo diciendo “No no, si es una secuela aunque aparezcan en el primer torneo todos los luchadores que hemos ido metiendo a lo largo de la saga….”.¿Resultado de la jugada? Un juegazo que devolvió a la fraquicia a lo más alto de nuevo.  Como dato, a partir de Mortal Kombat 4 se dejaron atrás las digitalizaciones para usar modelos poligonales en 3D.

Que de secuelas, verdad?! Pues me he dejado fuera los varios spin off que se crearon como Mortal Kombat Mithologies: Subzero, Mortal Kombat: Special Forces, o Mortal Kombat: Shaolin Monks. Estos juegos abandonaban el género de lucha para ofrecer una aventura de acción o plataformas bastante reguleras en todos los casos.Además salieron otros títulos que eran versiones de la saga principal pero en plataformas portátiles con otros subtítulos distintos por tener diferencias con las versiones mayores. Ah, bueno! Para terminar, no se me puede olvidar el Mortal Kombat vs DC Universe, donde tenemos a los combatientes de MK dándose de ostias con Batman, El Joker, Superman, etc etc. En esta entrega se rebajaron los Fatalities de intensidad porque DC no quería ver a sus personajes descuartizados y muertos, lo cual le lleva a uno preguntarse por qué no hicieron el cross over con cualquier otra saga y no precisamente con Mortal Kombat.

Ahora toca contar los días para que nos llegue Mortal Kombat X, décima parte que continua donde lo dejó el MK9 con, supuestamente, Shao Khan ya vencido. En menos de un mes lo tenemos, el 14 de Abril.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s